viernes, julio 18

T.E.LIT.A II: Yo otra vez!

Sí, yo de nuevo! Qué, algún problema? No? Mejor. Ojo.

Bueno! Inspirada en uno de los aportes de Vill_Gates, y en adhesión a la convocatoria del señor Zippo, mi pequeño homenaje.



- Déjense invadir por el dibujo... – sugerí mientras repartía una copia de la obra a cada alumno. Las copias eran en papel y de buena calidad, y habían costado mucho dinero. Anoté mentalmente intentar pasar el gasto a la Dirección, aunque sabía que probablemente no me lo reembolsarían. Muy poca gente utilizaba papel hoy en día. Demasiado escaso, demasiado caro. Pero este grupo de alumnos en particular, lo merecía. En una época como ésta, encontrar adolescentes interesados en el arte, en lo artesanal, en lo “hecho a mano”, era todo un hallazgo. Y que todo un grupo de veinte chicos, una clase común de secundaria, mostrara ese interés, era definitivamente un fenómeno extravagante. Un anacronismo.

Mientras repartía las copias, escuchaba los murmullos de respetuosa admiración. Empecé a contarles.
- El autor fue un mendoc…
- Zippo. – dijo uno de los chicos.
Todos lo miramos. Era el chico alto, el que usaba lentes (otro anacronismo). Procuré recordar su nombre, pero fue en vano (hacía poco tiempo que los trataba).
El chico tenía la vista fija en el papel.
- Efectivamente, es de Zippo. ¿Reconociste el estilo?
Levantó la mirada. Tenía una expresión indefinible, mezcla de contento y timidez.
- Reconocí el dibujo. – enfatizó.
Me sorprendí. Si bien Zippo había sido un dibujante de renombre y sus obras eran aún muy populares, yo había elegido este dibujo en particular porque era prácticamente desconocido para el público en general.
- Bueno, ¡eso no me lo esperaba! – comenté alegremente. Y aclaré, dirigiéndome al resto de los chicos. – Este fue uno de los primeros dibujos de Zippo que se publicaron. No tenemos casi datos sobre él, porque fue realizado antes del colapso de la primera Internet y como ya saben, casi toda la información se perdió. Sabemos, sí, que acompañaba al dibujo un texto notable, de quien fuera uno de los más prominentes filósofos de principios de siglo... – Noté que el chico se salía de la vaina por hablar. Repentinamente, me acordé de su nombre. Claro… – Me parece que vos tenés cosas para contarnos, Santilli. Dale nomás.

Con afecto y admiración, para Zippo y Mosca.
Maria Ce, Julio 2008.

9 comentarios:

mosca brava dijo...

No sé porqué dice prominente si todavía no me ha visto en persona...

Pablo dijo...

ja....toma.

Homenaje y dedicatoria.
Y calidat. Como nos tiene acostumbrados.

Que bueno que volviste maria!

Maria "C" dijo...

Mosca: Yo no digo. Dice el personaje.

Pablo: Gracias por el inmerecido elogio :-)

Beso!

Mona Loca dijo...

Muuuy buenoooo, MaríaC!!!!!
Cuando se haga realidat, quedará en tu prestigio ser la primera que vaticinó la fama de estos dos personajes.
( me refiero a la Buena Fama en Relación al Arte, no a la otra...)

mosca brava dijo...

Yo tambien digo el personaje.
Y felicitaciones. A Ud.

zippo dijo...

Este es uno de los mejores obsequios que he recibido en mi vida.
Y de por sí, leer a la titular del blog relatando magistralmente, ya era un premio , imagínense ser parte de esa misma narración.
No "cabo" en mí de lo orondo y agradecido que estoy; me hiciste emocionar, María.

rubiaa dijo...

Que espectáculo de post!
Los "mostros" se juntan asi!

Di-vi-no

Maria "C" dijo...

Qué esageraos todos, bendito sea lo internes!

Pero gracias igual. Me alegra que les haya gustado!

Pablo (yo) dijo...

hermoso relato, MariaCe! ¿Qué más se puede agregar?