martes, mayo 6

Suertuda

Claramente influida por un post y por la visión casi onírica de 8 aviones volando a lo lejos (el 1ro de mayo), sueño:

que camino junto a una amiga, charlando, una tarde soleada, en la quinta que solía ser de mi familia. Caminamos bordeando el perímetro, de manera muy pausada - casi un kin-hin -, y la charla es apacible. Paramos, porque mi amiga quiere encender un cigarrillo, y mientras lo hace yo miro a un costado y... lo veo

es un avión, un jet, que viene directo hacia nosotras. Lo veo crecer desde el horizonte, a toda velocidad, y cuando está a punto de embestirnos

pasa apenas a unos centímetros de mi cabeza. El viento que despliega es tan fuerte que me irrita la piel de la cara y me tira al piso.

Se estrellaría unos metros más adelante, supongo. Yo me desperté antes.

6 comentarios:

El Profe dijo...

Por suerte era un sueño... igual nos queda la duda de donde se estrelló el avión... ¿Sentiste miedo? ¿O era de esos sueños en que te dabas cuenta que era un sueño?

Saludos

La Maria "C" dijo...

Profe, fue tan vívido y veloz que ni tiempo a tener miedo. Ni siquiera sé si me di cuenta de que estaba soñando.

unServidor dijo...

El avión era la madre de tu amiga, para que dejara de fumar...
;)




PD: Ajá... con que mirándome a escondidas...
XD

serpnorber dijo...

Si viste el video antes, es lógico que hayas soñado eso. Pero qué lindo es cuando uno despierta y siente que ha sido un sueño, no? Cuando adolescente y con conflictos grandes con mi madre, una noche soñé que discutía con ella, iba por el revolver de mi padre y le daba un certero tiro en la cabeza que la dejaba despatarrada. En el sueño me acongojaba tanto que entraba en un ataque de llanto por lo que había hecho. Me desperté llorando y despertando a toda mi familia, papá, mamá y tres hermanas. Ese sueño me marcó. En él descargué toda mi ira de aquel momento. Y creo que fué suficiente porque de ahí en adelante, aguanté estoicamente a mi madre hasta su fallecimiento en el 2002. Dicen los que saben que en los sueños hacemos lo que en vigilia no nos atrevemos de hacer. Siempre paso por tu blog y me deja pensando : )

La Maria "C" dijo...

Hola Serp.
Yo también pasé recientemente por tu blog y me quedé pensando.
Saludos.

Pablo dijo...

Suerte. Que cosa loca la suerte. Pensaba en lo que dice El Profe. Donde se estrelló el avion? Alguien no tuvo suerte no? O mejor aun, alguien tuvo la suerte de sobrevivir a un avion que se le cayó en la cabeza. Viste que uno viene haciendo cosas en la vida y de pronto aparecen esos aviones en la quinta que te pasan por encima y terminas diciendo bueno... por mas que me esmero en ese rollo del destino de uno y de hacerse un camino por merito propio y no por providencia, por mas que le pongo pilas a la autosuficiencia, resulta que viene un dia un avion, o un blog o un comentario a recordarme que la enorme mayoria de las cosas del universo, no las controlo ni por putas.Y nunca pasará.
Que suerte no? ya bastante tiene uno con uno mismo! ja!

Muy bueno Maria...