viernes, enero 18

Y bueno, viejo!

no se me ocurre qué escribir.

Ya volverá.

Mientras tanto, si quieren me cuentan en qué anda cada cual de los que pasa por acá cada tanto.

Abrazo.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Estos días de Enero
parecieran flotar
sin avanzar
como en una tina enorme.

Y nuestra vida con cada chapuzón
enhebra pompas
hasta que la red sea espuma.

Miramos, recordamos, proyectamos,
nos desnudamos como la primera vez.

Ya es tiempo de abrir el saco
y hurgar por el fondo
buscando algún otro legado
que recibiremos sin letras, sin palabras.

Solo nuestra memoria guardará hitos
y luchará hasta el día en el que
otras almas nos soplen la nuca
y se recreen en nuestro propio aliento

Saludos por ahí y que vuelvan las letras!

Sacerdote dijo...

Aquí me tiene, con mucho frío, y sin lluvias, dos cosas malas para estos lugares. Igualmente se han confabulado para tenerme entretenido con una montaña de trabajo, lo cual no me deja tiempo para visitar mis Blogs preferidos.
Besos desde Jerusalem.

serp dijo...

Sí es jodido cuando las Musas no aparecen. Pero vos tenés algún Muso? Todavía sigo esperando lo del Duende asustado. Ja ja ja.

Vill Gates dijo...

Musa de esquiva mirada,
melancolica agonía,
mano mezquina cerrada,
seca e intranquila.

Tintas que buscan sus almas,
mirada de realidad esquiva.
Mis ojos no encuentran calma
en la imagen descriptiva.

¿Cuándo besarás mi frente oscura,
luz de la inspiración?
¿Acaso no pago el precio
de angustia, sal y dolor?

Cuando llegues con lánguido andar,
toca mi boca, toma mi mano,
exhala tu cálido aliento,
mientras mi pluma sale a volar.

Anónimo dijo...

Después de leer su poesía Vill, mejor me quedo en el anonimato!

Saludos veraniegos