jueves, septiembre 13

Agradecimiento

Dos amigos, uno desconocido que deja su nombre (o nick, bah, pero es casi lo mismo en este medio), otro muy conocido que firma como anónimo (pero saluda de manera que lo reconozca), me dejaron sus mensajes en el post anterior. No les contesté porque entendí que no hacía falta y que no lo esperaban, pero sus palabras resonaron en mi interior. Unas trayéndome inquietud, las otras, paz.

Y reflexionando esta madrugada sobre eso, tomé conciencia de que en realidad lo que me mostraron fueron los límites entre los que me muevo, manteniéndome casi siempre a mitad de camino entre ambos, pero nunca llegando a instalarme definitivamente en alguno de los dos.

El primero me mostró mis interrogantes cotidianos -o casi-. Amo lo que hago, lo que soy? Cuánto o qué estoy dispuesta a soltar? El segundo, me daba la mano: a muchos, o al menos a unos cuantos, no les importa si resulto extravagante. Y a mí?

Se agradece, amigos. Gracias por pasar cada tanto por este blog, gracias por tomarse el ratito para compartir sus reflexiones. Gracias por extender la mano y ayudarme a sacudirme de la modorra y la comodidad.

9 comentarios:

serpnorber dijo...

Mi existencia actual se basa en solucionar temas de los demás. Usando el sentido común(tan difícil de ubicar), la terapia y porqué no, la Magia :) Sin proponérmelo me fuí convirtiendo en un avatar. Y fuí dejando de ser hombre, un simple mortal. La gente no piensa que yo también duermo, me enfermo, me baño, sueño, como, tengo pasiones y miedos. Llaman a cualquier hora y creen que tengo respuestas y soluciones para todo y para todos. Y lo que más anhelo, es ser un simple humano, que tiene un hijo, una mascota, una casa, y el día a día, tan valioso para VIVIR. Eres una afortunada. Y no lo sabes. Cecilia es tu nombre? Yo me llamo Norberto. Mucho gusto! Soy serpiente de aries, por eso lo del nick. Om mani padme hum :)

Vill Gates dijo...

¿Y porqué yo no conocía tu blog y tuve que entrar desde el de Vontrier?
¿Existe el término blogadicto?

Anónimo dijo...

Hablaba hace poco con un amigo de toda la vida que recuperé gracias al e-mail primero (hacía muchísimos años que no sabía nada de Él) y luego se convirtió en un lector de lo que fuera mi blog personal.
Y Él me decía desde su puesto de Director de vaya a saber qué cosa, que consideraba tan importante el pasar por los blogs cada mañana como leer las ediciones electrónicas de los diarios.
Y yo le decía que a mi entender el blog es más importante para el que lo escribe que para el que lo lee. La modernidad nos ha impuesto necesidades y metas superfluas y que si pensamos bien nos ocupan gran parte del día para poder satisfacerlas. Y estamos perdiendo la posibilidad de relacionarnos con nuestros prójimos, desde nuestra pareja hasta nuestros amigos de toda la vida pasando por demorarnos en una charla media hora en la verdulería. Y esta falta terminamos volcándola en la web. ¿A quién se le ocurriría hace treinta o cuarenta años atrás que uno estaría hablando de sus problemas a desconocidos, dándoles la posibilidad de opinar? A nadie. Y hoy es asi.
A veces nos sirve otras tantas nos complica la vida, pero es lo que tenemos.

gabrielaa. dijo...

y ahora a través de vill_gates te encontré yo, otra amante de Ursula

salut!, como diría Vontrier ;-)

Anónimo dijo...

no escribe mas?

La Maria "C" dijo...

Anonimo: lo haré, lo haré. Tenga paciencia. Gracias por interesarse :-)

Serp: Encantada. Cecilia mi segundo nombre, Maria el primero. Caballo de Fuego. Namaste.

gabrielaa. dijo...

namaste, María Cecilia

serp dijo...

Namasté María Cecilia. Me inclino con reverncia a tí :)

serpnorber dijo...

Se te extraña. Escribí algo :)