jueves, febrero 9

Otro post acerca de Spinetta

Qué curioso, para mí, que se me antoje escribir un post justo hoy.
Como todo el mundo sabe, calculo, ayer se murió Spinetta. Para mí fue siempre así, Spinetta a secas. No fui una fan, entre ayer y hoy supe más cosas de su vida que las que conocí en 45 años. Pero sus canciones estuvieron siempre. Un par que me aprendí en la guitarra, y un montoncito de otras, siempre ahi, como está el cielo, a la vista y el que pueda ver, que vea. Ahora caigo en la cuenta de que esas canciones tenían un autor, no sé si se entiende, claro que sabía que eran de Spinetta, pero ahora caigo en la cuenta de que este hombre era un fabricante de cielo, o un artesano de cielo, no sé cómo llamarlo. No es una idea mía, de hecho, creo que es de él mismo, al menos así leí en alguno de los muchos artículos que se escribieron, pero no deja de llamarme la atención que él, Spinetta, lo tuviera tan claro. Las canciones están ahí, siempre, y hay que agradecerlo porque seguirán estando, pero igual me agarró esta pena: que se ha muerto un hombre lúcido. Y bueno. .No es peor que la muerte de cualquier otro semi-desconocido, pero... vamos, como si sobraran, los hombres lúcidos y buenos.
Y ayer a la noche pasé por una pizzería donde la madre cocina y el hijo, un pibito de unos 13 o 14 años, atiende al público, y mientras esperaba escucho que conversan y el pibito  pregunta "quién era Spinetta" y alguien desde el fondo le responde "me parece que es ese que estaba en coma" (confundiéndolo con Gustavo Cerati, creo). Yo, que ya venía masticando esto de cómo está formado mi cielo, me quedé pensando en que este pibito y el de atrás, no sabían que su cielo también estaba hecho, en parte, por Spinetta.

Pucha, habría sido lindo, capaz, conocerlo en persona.

3 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Ciertamente, se habla mas de èl ahora, que cuando estuvo en vida.

Y ni hablar de las ultimas fotos que le sacaron.

Un abrazo.

Gamar dijo...

Ayer hacía zaping y cuando leí la noticia apagué la tv y me fui.
No quise saber nada en todo el día y en lo que va de este.
¿Cómo no emocionarse?
Si este tipo me cantó desde que nací.
Es muy raro que esto me pase.
Hasta luego flaco.

El Vengador Pitufante dijo...

Qué lindo lo que escribiste