sábado, diciembre 19

Reflexiones

Fender Gebiet envía este texto:


  Yo sé que llego tarde y que mi opinión vale tanto como un paraguas en un huracán, pero tengo opinión (entiéndase "opinión" como algo que me consta sólo a mí y que puede ser suscrita aleatoriamente e independiente de ella por otros, o no suscrita en absoluto y no pasa nada) sobre si la crítica sí, la crítica no, si te opino, si te propino; que nadie me pidió (cuando a uno le piden una opinión, en realidad le están pidiendo un juicio, cosa que se me escapa de las manos y del intelecto).

Entonces el amargor de las críticas vs. el zumbón néctar de los halagos: dícese que en muchos casos en los que alguien manifiesta un arte cualquiera (en mi caso, artesanía, poncho, mate, boleadoras, todo a mitad de precio, doña, dele, moneda, sinior) se da por supuesto que dio lo mejor de sí y que, de ahí, todo para abajo. Conozco muchos escritores y aspirantes que sostienen esta tesis, avalados por una seguridad de la que carezco. Por ejemplo, en lo personal, reescribo todo el tiempo y solamente dejo de hacerlo porque me lo autoimpongo; se vuelve tedioso y demasiado sangrado, a fuer de contaminar con una duda postrera cierta seguridad previa del talento necesario para embarcarse en la tarea. Sin el necesario engaño "puedo escribir" no escribiría ni un renglón.

Muchos artistas dicen que la satisfacción es la muerte del arte, pero también sabemos que hay maradonas que te resuelven un comentario como este en cuatro renglones, o mejor, en cuatro palabras, sin transpirar. No es mi caso (ésta es mi triste prueba) y creo que en estos telitas tampoco hay maradonas. Ergo, hay que laburar. Sí, sabemos que MaríaC insiste en que es un juego, pero bien podría ser un juego que desarrolle algo aprovechando la instancia. Yo lo entiendo así y siempre estaré abierto a los halagos y a las críticas cuando vienen con las razones de por qué. Un "Buenísimo, te pasaste Fender" a mí me duele más que una crítica despiadada que, por supuesto, no hace más que significar que soy un paleto que tiene mucho que aprender y que no habiendo posibilidades de otros upgrades tengo que conformarme con ensayo/error, y que vengo fructífero en la parte de los errores. Pero es la verdad, a quien le duela. Una crítica o una opinión, depende de donde viene y es útil o inútil según qué. Si un editor irresponsable mañana decide publicar todas las pavadas que escribo y me llena los bolsillos de dinero nos estará haciendo un daño a los dos. Yo no estoy listo y él no se merece tanta mala suerte. El que cree que escribo para solventar alguna valoración personal que no obtengo en otros lugares, o que cree que escribo para ganar un campeonato de afecto, se equivoca. El que crea que puedo escribir mucho mejor sin su ayuda, también.


Un escrito tiene, básicamente dos procesos, el de escribirlo y el de leerlo. No seré la misma persona que lea esto cuando termine, y muchos de los conceptos aquí vertidos me seran diferentes entonces, porque habrán sido elaborados (créanme, ésa es una de las razones más importantes de por qué lo hago). Quien lo lea sin haberlo escrito, tendrá sus elaboraciones previas y podrá elegir de todas ellas la que mejor le parezca (esta es la razón por la cual leo tanto). Si su experiencia choca con estas palabras, hará un favor diciéndomelo. Creo poder soportarlo. Como lector de críticas también elijo quién me interesa y quién no, e incluso un buen crítico puede tener una mala tarde y mandar fruta.

Un día daré por cerrado el proceso de aprendizaje, por perdida la carrera de aprender, y me importará tres cojones lo que digan. Como entonces seré rico, autoeditaré mis libros y terminarán alimentanto vaya a saber qué hoguera, pero mámenla, entonces.

Mientras tanto, la única manera que conozco de mejorar es sentirme un caradura que aspira a revalidar en algún momento, con un gol sobre la hora, tanta malasangre (por las críticas ajenas, que ponen en evidencia mi falta de oficio; las opiniones, que ponen al descubierto mi falta de talento; o ambas cuando son propias y me vuelven al placard de mis temores, como ya dije pero no puedo evitar repetir).

Pedón por las alusiones futboleras, todos las entendemos, y el exabrupto robado a Maradona (no le voy a robar la zurda, seguro que no). 


Fender Gebiet, Diciembre 2009

11 comentarios:

elcuervodePoe dijo...

Si, no, está bien, está mal... que se yo.

Pero yo tengo una agencia de quiniela y vivo de eso y Eva... no se qué hace Eva para llenar la olla pero me dijo que no era escribiendo.
Con esto quiero decir que no somos artistas y las opiniones no nos cambian la vida. Nos gusta leer un "qué lindo, te felicito" sin que por eso estemos pensando cambiar de actividad porque sabemos que es un "que lindo, te felicito" dicho con cariño, sin mucho análisis ni mucha vuelta; una muestra de respeto por las horas dedicadas.
En cambio un "no me gustó" no nos sirve para nada. Nos apena y nos hace pensar que fuimos unos pretenciosos por querer jugar un rato al "artista" en lugar de ir a baldear el piso o arreglar ese enchufe que espera desde hace rato.

Yo apoyo a MC cuando dijo que si no hay algo útil para decir, mejor no decir nada. Y esos "no me gustó esto ni aquello" fueron absolutamente innecesarios.

Pero yo también escribí cosas innecesarias en comentarios. ¡Miles de veces lo hice! Por lo tanto no juzgo a VP por eso. Todo bien, Pitu, por mi no te calentés. De última calentate conmigo solo y sacá al resto de la bolsa porque te va a costar cargar tanto peso.

Eva seguramente va a seguir jugando con letritas y yo voy a seguir haciendo dibujitos. Cuanto más feos mejor.

gabrielaa. dijo...

acá se juegan otras variables, me parece.

la premisa es que somos un grupo de gente que se conoce, se aprecia, y en ciertos casos se quiere mucho. y decirle a alguien en este contexto de los Telita que lo que hizo "está buenísimo" (en todas sus variantes expresivas) es el equivalente a unos abrazos y aplausos después de un gol en un picadito (para seguir con los símiles de Fender). porque estamos todxs haciendo lo mismo: participando en un juego grupal.

un juego: no hay fines de lucro, acá. ni de reconocimientos más allá del grupo. a algunxs las cosas les salen más redondas, a otrxs menos. pero estamos jugando, intercambiando, mostrando lo que queremos/podemos hacer, así, entre amigxs y convocadxs por alguien a quien queremos lo suficiente como para darle bola. :)

entonces, cuando comentamos sobre las distintas producciones, ponemos el énfasis en lo positivo que podemos decir ("che, qué bien, te pusiste las pilas, me gustó la idea, te admiro por haber logrado eso") y no en las inevitables falencias que seguramente observamos ("ahí te sobró una coma, falta desarrollar, eso te lo copiaste de X").

de ahí a inferir que quien recibe el abrazo verbal por animarse a producir algo, automáticamente se sube a la estratósfera de los halagos y se siente Gardel, hay un buen trecho.

ese trecho lo recorre únicamente quien no está dispuestx a establecer un contacto afectivo con el Otro. y logra inferir intenciones ególatras donde no las hay. VP se ha rehusado siempre al contacto no-virtual con el resto (que no es lo mismo que no poder acercarse por cuestiones geográficas). desde esa distancia, sumada a su aparente necesidad ética de "ser honesto" a ultranza, es que surgen sus comentarios.

Gamar dijo...

Seguramente esperamos todos cosas diferentes. Pero algunas coincidencias también hay.
Yo aprecio los comentarios que critican el texto, la idea y la forma.
También aprecio los que felicitan, dan ánimo y logran entablar una relación virtual de afecto con uno que siempre es bien recibida. Pero lo que nos ayuda a mejorar en el resultado final de nuestra producción es la crítica al producto.
Pocas veces me criticaron de forma negativa y eso es la prueba del poco compromiso, porque es evidente que escribo como me sale, así nomás. Esa pocas veces, se las agradecí con énfasis para que no dejaran de hacerlo, porque son los comentarios que más ayudan.
Pero es como cuando uno saluda en la calle "cómo andás" y la respuesta es siempre "bien". La mayoría de los comentarios es simplemente para decir "Pasé por acá"
Yo me animo a ser crítico, pero solamente con quienes tengo más confianza y por desgracia, no siempre fueron bien recibidas esas críticas.
Siempre se corre el riesgo de la mala interpretación por este medio.
Sepa que coincido en la idea, aunque no me meta en el entredicho que parece haber habido y que poco me interesa.
Un abrazo.

Zippo dijo...

Estuvo bueno, Fender. Te pasaste, man.


Una vez terminado de reírme de mi propio infantilismo, vamos al tema:
Todo lo que hacemos y los motivos por los que venimos, aportamos y opinamos, está sujeto indefectiblemente a un marco de amistad, buenas intenciones, afectos y, como dijo Gabaa, en algunos casos amor.El que opine fríamente de forma desapasionada, aunque sea certera, siempre será interpretado como fuera de contexto y será desconfiado por los demás.
Yo sé de esto, gran cantidad de elogios recibidos en mi blog son sólo por cumplir, SE NOTA. Y me ENCANTA. Es la persona que dice "estoy aquí, y sigo tu código, y te aliento"
Amigxs: Lamentablemente, cuando yo deba exponer lo mío al mundo,la verdadera crítica vendrá del lado de los que no me conocen y no saben cuánto he transpirado o no para hacer mis cosas.Y para ese entonces, deberé tener el alma y la autoestima bien curtidas. Aprecio los comentarios negativos por ese motivo: es como un entrenamiento.Pero los positivos, me fortalecen el ánimo y me miman el ego.
Espero se haya comprendido, ya saben que soy un desastre escribiendo. Un abrazo.

El Gaucho Santillán dijo...

Felicidades para todos!!!! ( yo ya estoy festejando)

Con respecto a lo planteado por el honorable señor Fender, supongo que la diferencia està en el conocimiento personal. Si se conocen fìsicamente, se entienden mejor los fundamentos e ideas del otro.

De todas maneras, me parece que el Pitu es un buen tipo. (No lo conozco).

Y pienso seguir haciendo comentarios constructivos, como los que diariamente puede apreciar Gabriela en su blog (Poneme màs de Jacuchu!!).

Saludos a todos, y que todo les salga como quieren en 2010!!!!!

El Vengador Pitufante dijo...

Primero:

Cuervo: yo no estoy enojado con nadie, lo pasado pisado, soy asi, no puedo guardar rencor.

Segundo:

Gabriela: la misma distancia afectiva que me achacas a mi es la que te lleva a vos a hacer asunciones sobre mi, a creer que recorro ese trecho metaforico que expusiste cuando no es asi. Yo en ningun momento inferi intenciones egolatras y no se como hacer para que me creas, pero va a tener que bastar con estas declaraciones. Lo de la estratosfera de halagos ya se lo explique a eva y no lo voy a explicar otra vez. Baste con saber que fue solo una frase que no significaba lo que vos crees que significo.
Y yo ya se que esto no es serio, no te preocupes, si no no hubiera mandado mi texto ;)
Y lo de ser honesto a ultranza es una necesidad por supuesto, jamas miento, pero tambien hay que saber cuando a uno le piden ser honesto y cuando esta siendo honesto al pedo. Por eso mi decision de no volver a opinar aca.

elcuervodePoe dijo...

Dale, VP... seguí opinando que estuvo bueno.
Si no fuera por vos no hubiésemos tenido nada para decir.

Faltó un poco más de violencia, eso si. Para el próximo pongámonos un poco las pilas, che.

*M Lo* dijo...

Estan muy bien todos los textos, el de Fender de la entrada y los comentarios. Coincido con todos.
El tema de la "crítica" es tan especial y subjetivo que sería imposible ponernos de acuerdo. ¿Quien me podría decir con verdad que el gusto de mis mocos está feo y malo entonces no debería comermelos? A ver, por supuesto que hay reglas básicas en el arte: no se puede escribir una viñeta, enmarcarla, colgarla y decir que es un cuadro (aunque... cuidado...;). No se puede escribir una novela y decir "esto es un cuento" o narrar tipo diario íntimo las últimas vicisitudes de la operación de columna de tu vieja y decir, "mirate este poema". Para algo existen las formas universalmente aceptadas.
Lo mismo con cosas más específicas como la sintáxis, ortografía, semántica, morfología literaria, etc, etc, etc... pero para eso hay que saber y bastante, sobre todo partiendo del espíritu o la intención del autor y lo que quiso transmitir, cosa que generalmente hacen los profesionales que se dedican a eso y van corrigiendo los textos desde su mismísimo nacimiento, a veces de a unas cuántas páginas que les va pasando el autor.
Espero que se haya entendido.
Sobre halagos vs. críticas: otra vez, gente, es una cuestión de gustos! Estoy cansada de escuchar millones de halagos para César Aira y resulta que a mi no me gusta. No, no logra interesarme, etc, etc... ¿Por eso voy a decir que todos los halagos que recibe son inmerecidos y debería bajarse de la estratósfera a la que los lectores lo han arrojado? ¿Debería pensar que esos lectores son unos lamepotos? No, ni en pedo, seguramente se los merece porque eso provocó en quienes se los dispensaron.
Otro par de ejemplos: a Cortázar le critican lo cursi de sus novelas, especialmente de Rayuela. ¡Cuántos halagos recibió! y cuántos lo defenestraron y lo siguen defenestrando.
Otro, este pibe, "un tal Esteban" (jaja) la mayoría de los que visitan este lugar lo admiran y dejan miles de comentarios halagadores en su blog cuya suma empalaga (por lo menos a mi, será porque no me deslumbra tanto). ¿Habrá que decirle que baje de la nube de pedos a la que lo han disparado?
¿Por qué VP considera que los comentarios elogiosos que se han dejado aqui fueron inmerecidos y desmesurados? Porque a él no le gustaron esos textos. Está perfecto que no le gusten, y creo que ha dicho cuanta palabra al respecto le vino a sus dedos para ser tecleada y MariaCé le ha publicado todo.
Pero lo cierto es que los comentarios de VP no siempre fueron "no me gustó" o "me gustó más otra cosa" o lo que fuera, muchas veces se metió más allá, pretendiendo "mejorar" la obra sugiriendo cosas, o, como poco, sus "no me gustó" vinieron acompañados de una violencia innecesaria (recordar todo lo que le dijo al texto de Mosca en el anterior Telita).
Yo lamento haber sido que la armó el quilombo, pero no me retracto; sé que no soy la única que tenía ganas de decir lo que dije, pero aprovecho y pido disculpas a MariaCé, porque hay mucho mérito en ser tan querida, apreciada y ¡convocante! Loco, a ver si medimos con justicia y apludimos su generosidad para invitarnos, para prestarnos su espacio, por el tiempo que dedica cada vez que arma un post y por las ideas. Será porque en las casas de personas así, a mi no me cabe la mala onda (con las justificaciones que le quieran poner); pero al final, después de un período de fermentación, en vez de estar disfrutando de las participaciones de los demás chicos acá estamos discutiendo u opinando sobre si esto o lo otro. Creo que no nos lo merecemos: ni los que participan activamente ni los que como yo venimos a disfrutar de la lectura. Como dije en el otro comentario, si las discusiones fueran para ver a quién le damos el "Cervantes" bueno, otro sería el cantar.

Y todo lo que no se entienda de este comentario, por favor articulesé con todas las cosas que ya han dicho (y mejor) los anteriores amigos.

Saludos a todos.

Mona Loca dijo...

Para mí es sencillo, en el marco éste de los blogs:

Si la obra me gustó, lo digo.
Y en que me baso? en mi profundísimo conocimiento de si me gustó la obra o no.

Si no me gustó, se abren dos caminos:

1- Me voy sin dejar registro de que no me gustó. No tiene objeto.

2- Si la persona me interesa, le tengo cariño, me parece que tiene talento o todo eso junto, le dejo mi crítica. O mi comentario de "no sé, no lo entendí, me parece que le faltó esto o aquello, me gusta mas en blanco y negro" ( o no, Zippo? jaja)
Porque como buena egocéntrica, creo que mi opinión es importante para el autor =P, y porque el aprecio que puedo tenerle a esa persona lo amerita.

Creo yo que la diferencia es que ( y voy a hablar por mí) siempre me encargo de aclarar que es simplemente mi punto de vista que no tiene que ser universal, es mi lectura.
Basada en...mí.
Listo, ese es todo mi aval.

Y siempre, siempre, siempre, tengo en cuenta que del otro lado, leyendo, hay una persona con sentimientos que se expuso ante la mirada del otro, y no es mi intención lastimarla, sino dejarle una opinión que pienso la puede ayudar
(ya te dije que soy egocéntrica y me creo mucho, qué pasa?)

Será deformación profesional, me formé para laburar con gente.


La violencia se siente, creo yo, cuando el otro toma la postura de "yo te digo LA REALIDAD" "Esto ES así" porque son gurúes de LA VERDAD que la tienen clarísima y se basan en PRECEPTOS éticos incontestables y con verdades que les han sido REVELADAS dado su ética/moral intachable e intelecto superior. Se manejan con entelequias como la "honestidad" la "sinceridad" y otros sustantivos, que no existen como tales, sino a través de diferentes encarnaciones.

Básicamente, no dan lugar al intercambio. 2+2 es 4, y no importa si me gustaría más que fuera 5.
Con los conceptos humanísticos no es así.


Porrrrlomenos, así lo veo yo.

El Vengador Pitufante dijo...

Mlo, por favor remitite a mis comentarios previos antes de decir que: "VP considera que los comentarios elogiosos que se han dejado aqui fueron inmerecidos y desmesurados"

Por favor les pido cortenlá y dejen de poner en mi boca cosas que no dije e implicaciones que no están ahí.

BASTA, encarecidamente BASTA, cortenlá, si piensan que quise decir algo malo, si piensan que intenté decir algo que no esta expresamente escrito, si tienen segundas lecturas de lo que escribí PRIMERO PREGUNTEN, pero dejen de MENTIR.

MariaCe dijo...

Bien, pongamos un fin a esto. Creo que ya todos hemos opinado suficiente. No sé cómo se saca la posibilidad de comentar más cosas a este post, si alguno sabe me dice. Mientras tanto: creo que el asunto no da para más, así que cualquier comentario que entre para este post, lo rechazaré, no porque me guste o no me guste el comentario sino para que se termine aquí mismo. Y tengamos las fiestas en paz.