jueves, agosto 20

Oyola el mágico

El año pasado, entre muchas cosas buenas que pasaron, ocurrió que tuve la suerte de conocer los libros de la editorial Negro Absoluto, una colección de novela negra y policial que dirige Juan Sasturain y, hay que decirlo, es una colección macanuda. El año pasado sacaron El doble Berni, escrita a dúo por Elvio Gandolfo y Gabriel Sosa, Los indeseables de Osvaldo Aguirre, El síndrome de Rasputín, de Ricardo Romero, y Santería, de Leonardo Oyola. Supe que recientemente sacaron un par de títulos más, a los que todavía no tuve ocasión de hincarle el diente pero ya estoy ahicito nomás de hacerlo.

Mientras tanto, les cuento que, como me había impresionado muy mucho la novela de Oyola, a lo largo del año me hice también de otras novelas suyas: Siete y el Tigre Harapiento, y Hacé que la noche venga, que no forman parte de la colección. Como dije en el título: el tipo es mágico. Yo lo empiezo a leer y enseguida la cabeza se me puebla de imágenes, música, olores, memoria. Me encariño con los personajes, me asusto con los hechos, y la lectura me impresiona como cuando leía a los once o doce años.

Así que voy y le escribo, al escritor, para... no sé, para darle las gracias por existir, por escribir. Y el tipo además de mágico es macanudo, sabe que quiero leer más y me pasa unos cuentos que le publicaron en antologías.

Y como cuando se trata de macanudez yo no me quedo atrás de nadie, mirá, acá les paso los links a ustedes, para que conozcan los que no lo conocen, y disfruten todos:

El fantasma y la oscuridad, en el blog Eterna Cadencia

Gengis Khan, en nota de La Nación

Id y leed.

8 comentarios:

Zippo dijo...

Coincido, madrina. Es mágico. Hasta se puede oler el perfume de los personajes, e imaginar los momentos del día en que ocurren. Es verdaderamente transportador, este escritor.

PatricioUPMA dijo...

Trataré de recordar chequear los links en casa. Si no lo hago, pegame :p

elcuervodePoe dijo...

Tengo la torre de babel de libros por leer en mi mesa de luz y va bajando con permanente lentitud, no porque no los lea sino porque los disfruto masticándolos.
Voy a tener en cuenta esta recomendación cuando la torre esté un poco más enana.
Espero recordarlo, lo cual será difícil.

MariaCe dijo...

Patricio vos andás queriendo que te peguen muy a menudo. Estás incursionando en el sadomaso? Mandale foto al cuervodepoe.

Cuervodepoe, aunque sea léase los cuentos que pongo acá en el post, que son cortitos y vivificantes, como... como... como buenos cuentos que son.

MariaCe dijo...

Ahijado mayor: le confieso que no puedo leer la palabra "transportador" sin que enseguida visualice mentalmente a esa especie de media-circunferencia que usábamos en la escuela para medir ángulos :D

Pero coincido en todo lo que dijo usted respecto de Oyola, y más.

¿Cómo le anda la rodilla?

MariaCe dijo...

Ah, ahijado mayor! Una cosa más. Lo que se dice "vivir para ver". Porque ahora recordé que, en momentos de aquel inolvidable féstival, hablando de tus cuadros y de las artes y lo creativo en general, te dije que para mí era magia. Y me sacaste corriendo, declarando enérgicamente que la-magia-no-existe. Como estabas en trance habiendo sido poseído simultáneamente por el dios Baco y el dios de los choripanes, no daba para discutirlo. Un año y medio después, me alegra constatar que finalmente los dioses me otorgaron razón :D

Fender Gebiet dijo...

Tuvimos ocasión de escucharlo a Oyola en Eterna Cadencia. Notable escritor, sobre todo por lo bien que delinea sus personajes. El "Emoushon" me mata...

MariaCe dijo...

Fender, sí, me acuerdo cuando Cass me contó que se iban a escucharlo y yo sentí, confieso, como la envidia me verdeaba el corazón :P

Y tal cual, el Emoushon es tremendo.