domingo, julio 26

Un día perfecto

Sábado 25.


- Primera vez que alguien, por motus propio y de onda, invita a Fran a salir. Ese alguien -claro, tenía que ser ella- es nuestra amiga Mabel.
- Primera vez que Fran va al teatro.
- Fran pasa tres horas magníficas con Mabel. Han ido a ver Ben 10, a comprar libros y a tomar un tentempié.
- Entretanto, viene a casa nuestro amigo y tándem favorito, Javifacu. Minutos más tarde, la progenitora, nuestra amiga Adriana, madre de Javi y abuela de Facu.
- Regreso triunfal de Mabel y Fran. Gran algarabía por el encuentro de amistades de diversa edad.
- Reparador almuerzo en Macdonalds, con profusión de charlas adultísimas y juegos infantiles.
- Breve paseo por la feria del parque Lezama.
- Nomás llegar, sentado a las puertas del búnker, un poco entumecido, nos está esperando nuestro común amigo Fernando.
- Tarde de mate, budín y amistad en el búnker.
- Luego de la separación, se inicia una noche de cansancio feliz.
- Acomete el frío y entonces la necesidad de abrigar a Francisco, que como siempre no se deja poner el buzo. Es algo que lo aterra, desde siempre, y con el tiempo se ha vuelto una situación horrorosa tener que abrigarlo, resultando en una lucha de voluntades que saca de mí una violencia inesperada cada vez. Pero el día ha sido perfecto y no quiero estropearlo, así que después de luchar un rato, enojada yo, llorando él, me digo a mí misma que esperaré a que esté dormido y se lo pondré recién cuando ya no pueda "defenderse". Y me alejo, frustrada, a fumar un cigarrillo en la cocina. El se queda sentadito, resoplando, desabrigado, medio lloroso, medio asustado, triste e igual de frustrado. Lo veo tomar el buzo y mirarlo con desaliento.

Y al rato, aparece. Con los ojos todavía húmedos, pero con una sonrisa gigante que le ilumina toda la carita. Tiene el buzo puesto. Venció su miedo, y se lo puso solito. Nos abrazamos y nos ponemos a bailar, de pura alegría.

Nos dormimos felices.

17 comentarios:

Cassandra Cross dijo...

Qué maravillosa crónica, MCe!
Lo que se dice, realmente un día perfecto.
Gran abrazo gran.

mosca brava dijo...

¡Todo por el faso, mamasita!

Zippo dijo...

Es un día perfeeeecto...y bailo al ritmo de esa canción. Sos inspiradora, eh.

Tiburina dijo...

:D

Mona Loca dijo...

Y de dónde le sale ese miedo?
O le salía? porque todo parece indicar que ya pasó...


Es como Ben 10! ( eso le va a encantar, dígaselo...)

besos!

MariaCe dijo...

Mona: eso quisiera saber yo. Hace un par de años, recuerdo que cuando se lo comenté al papá, me dijo que él también le tenía miedo a quedar atrapado adentro del pulover, y que hasta de grande, cuando se le trababa un poco, volvía a sentir la vieja angustia. ¿Será algo de familia?
Hasta entonces, yo siempre había sospechado que quizá era algún recuerdo de nacimiento... como se ahogó un cachito con el líquido amniótico, qué sé yo! La verdad que no tengo ni la más puta idea.

Mona Loca dijo...

Qué bárbaro..

Bueno, si no, mientras se le pasa, los canguritos quizás sean una buena opción!!

besitos

MariaCe dijo...

Ni modo, si le pongo los canguritos no se vuelve a poner un buzo en su vida :((

Pablo (yo) dijo...

comprale de esos con cremallera. Y listo.

MariaCe dijo...

No, no es buena alternativa. Tiene que superar ese miedo. Ayer, de hecho, lo logró, ¡y solito! Veremos esta noche qué pasa :D

Karito La Cordobesa dijo...

Ey! Qué hermoso relato.
Me quedé sonriendo como boba (el que me diga algo en la oficina, la liga).
Son tiernitos :D

Felicitaciones.

La Rubia dijo...

Dios, me emocioné.
HERMOSO.

Apa dijo...

Hermoso María ce hace poco me pasó algo también muy lindo con un niño .
Le gustó tanto la comida que le había preparado que me lo dijo un par de veces y mientras se servía el tercer plato me prometió lo que antes no había podido : la tarea de vacaciones estaría terminada para el día siguiente. ¡Y tenía que despertarlo "temprano" para eso !
¡Chan!

Lo cumplió.
besos

rs dijo...

:)

mosca brava dijo...

¡Araca!
A los maffiosos que anden por aca y no por el yajúgrups, les digo: mañana a las 13 hay mesa podentarista en Campo dei Fiori.

MariaCe dijo...

Pero caray. No podía ser el viernes que viene, que el niño ya está en el jardín?!?!?!?!?!?!

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

existiran esos dias?