jueves, febrero 19

T.E.LIT.A.II: de Eva, con amor

¡Qué fenómeno! Yo, les adelanto, en cualquier momento hago la gran facebook, agarro todo esto del TELITA, lo pongo en un libro que declaro de mi autoría, y andá a llorarle a blogspot.
Bueno, eso no va a suceder porque soy macanuda y además orgullosa, ¡sabedlo!
El asunto es que una cosa lleva a la otra, y así como si hay ganas el mate se renueva, el relato de ElDiegoV entusiasmó a eva, y ella se trajo esta belleza que les copio a continuación. Dice que no es nuevo, pero ya sabemos que vale igual. ¡Y ya lo creo que vale! Lean, gente. Una belleza.



Salí por la calle de siempre para el trabajo y escuché un grito que venía desde el callejón. Eran las siete y media. ¡No! Eran las seis y media. Ayer salí antes porque tenía trabajo acumulado que quería terminar ¡Justo!, mirá si las cosas van a salir alguna vez como las planifico... ¡Mierda si pude terminar el trabajo! ¡Mierda!
Me fui para el callejón y la vi, tirada en el piso. Le dije "¡Uh, loca! ¿Qué te pasó?", aunque se notaba que la habían cagado a palos. Empezó a gritar desenfrenada “¡Ese hijo de puta! ¿Lo ves? ¡Ese hijo de puta que va allá! ¡Me cagó a trompadas! ¿Lo ves? ¡Llamá a la policía!”Por unos minutos le hablé para calmarla, después la agarré del brazo y traté de llevarla a la comisaría, pero me dijo que prefería tomar un café, que estaba cansada, que no tenía ganas.En su lugar hubiera pensado lo mismo, pensé, y la invité a casa. Vino. ¡Qué cagada que vino! O tal vez no fue una cagada. Ahora estoy confundida y no sé que pensar.
Llamé al trabajo para avisar que no iba a poder ir, y me quedé con ella toda la mañana.
Me dijo “¿te hacés unos mates?” Y empezó a hablarme de su vida. Tomamos mate amargo, supe un montón de cosas sobre ella, hablamos, nos reímos, ella lloraba, tomamos más mate amargo. El que le había pegado era el padre. Siempre le pegaba. Vivían juntos, la madre se había ido de la casa cuando ella era chica, el padre tomaba, ella también. Se emborrachaban juntos, la mayor parte de las veces “la pasamos bárbaro”, dijo, pero a veces él se ponía violento y le empezaba a pegar. Esta vez había sido por el trabajo de ella. A él no le gustaba que trabajara en un bar. “¡Sos una chica decente!” le decía, “¡sos una chica decente!”. Pero después no le importaba nada si ella tenía sexo con el novio (o con otro, o con otra) en la habitación de al lado, mientras él miraba el partido y fumaba como un sapo. Ella me contó todo. Y me repetía a cada rato: “Es rara nuestra relación, yo lo sé, pero nos queremos. Me quiere. No va a permitir que me lastimen, o que yo misma me lastime”. Bueno, claro, para mí esa relación era demasiado rara, y yo no estoy preparada para aceptar una cosa del género, así que decidí dejarla pasar y me enfoqué en otros aspectos de la charla.
Me gustó hablar con ella porque era muy desinhibida. No tenía problemas en contarme lo primero que se le venía a la cabeza, se notaba que no se estaba controlando cuando hablaba.Después de un rato, me dijo que estaba cansada y que le dolía la cabeza. Me pidió que le limpiara una herida que tenía en el muslo derecho, que el padre le había hecho con un palo. Una cosa llevó a la otra, y cuando me quise acordar, me estaba besando. A mí, que soy heterosexual. A mí, que no me gustan las mujeres. A mí, que soy la persona más conservadora que hay en la faz de la tierra. Pero extrañamente no me disgustó, es más, creo que lo disfruté. Nos quedamos juntas todo el resto del día. A eso de las seis de la tarde, me dijo que tenía que irse. Yo estaba exhausta, pero no quería que se fuera. Tampoco quería que se quedara. En realidad quería que las cosas siguieran como estaban, no tener que decir “andate” o “quedate”, porque cualquiera de las dos cosas implicaba una decisión a tomar, implicaba un “¿me llamás?”, o un “no quiero verte más”, o un “fue la primera vez que amé a otra mujer”. Pero ella tenía que irse y se fue. Me saludó con un “gracias” y un beso en la mejilla, y bajó las escaleras corriendo, sin girar la cabeza para mirarme. Por un minuto me quedé así, como formando parte de la puerta, mirando la escalera y pensando en nada. Después, repentinamente, cerré con llave y bajé corriendo yo también, y la seguí. No sé por qué lo hice. Pero trataba de ocultarme para que no me viera. Ella parecía tranquila. Se paraba a mirar las vidrieras de vez en cuando, no tenía apuro en llegar a ningún lado. Se sentó en un bar y se comió un sándwich, siempre tranquila. Después empezó a caminar rumbo al callejón en el que la había encontrado esa mañana. Se encontró con un hombre, al que parecía conocer bastante, ambos se abrazaban y se reían. Ella hablaba y gesticulaba mucho, y movía los brazos y la cabeza. Yo no podía oír lo que decían, porque estaba bastante lejos, pero los veía perfectamente desde mi escondite en la otra punta del callejón. Después de un rato de charla, el tipo se alejó. Ella se tiró al piso, y se quedó quieta, como si durmiera. Pasó un rato, tal vez una hora, tal vez más. Pensé que dormía, que estaba cansada. Estaba a punto de ir a buscarla, cuando vi que un señor que pasó por la vereda la vio, y se acercó a preguntarle que pasaba.
Ella, repitiendo exactamente los movimientos y los gestos, empezó a gritar desenfrenada “¡Ese hijo de puta! ¿Lo ves? ¡Ese hijo de puta que va allá! ¡Me cagó a trompadas! ¿Lo ves? ¡Llamá a la policía!”
Me fui un poco triste. No sé que es lo que buscaba ella con esta historia. No sé si quería sexo, compañía, comida, techo, dinero. Hago la denuncia por despecho. No sé si quiero hacerle daño, pero quiero resarcir mi dignidad. Quisiera decir que me obligó, pero sus modos eran tan dulces que no podría mentir al respecto. Al menos puedo asegurar que me engañó. Y eso es suficiente ofensa como para condenarla.
.
Eva. Febrero 2009.

11 comentarios:

karito la cordobesa dijo...

Epa, qué escrito, Eva!

Realmente una belleza... Se puede saber por qué se llama "amor" ?

Beso y buenísimo que te decidiste a mandarlo! :)

gabrielaa. dijo...

eeevvvvvaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!

Mona Loca dijo...

Eva, me gustó mucho!

es el primero que haces? o sos de escribir?

Qué feo se siente cuando uno hace cosas por manipulación.

muy muy buen cuetno!

ElDiegoV. dijo...

Buenísimo, eva!

De alguna forma, esperaba ese final (menos lo de la denuncia; eso me sorprendió, si), pero en general, muy buena trama. Tiene cierto "universo". Me gustó :D

Ahora, decí la verdad: te inspiraste en el Cadaver Exquisito, no? :P

El Profe dijo...

¡Clap! ¡Clap! ¡Clap! Sinceramente aplaudo tu relato, me gusto mucho, que grata sorpresa nos has dado a todos :D
¡Abrazotes!

rs dijo...

Gracias, gracias, gracias a todos.
K: Se llama amor porque es la primera vez que ella ama a una mujer. Se enamoró.
Mona: soy de escribir, de hecho este es un cuento viejo que saqué de mi blog y se lo mandé a Maria.

Muchas gracias, denserio.

Eva.

rs dijo...

Gracias, gracias, gracias a todos.
K: Se llama amor porque es la primera vez que ella ama a una mujer. Se enamoró.
Mona: soy de escribir, de hecho este es un cuento viejo que saqué de mi blog y se lo mandé a Maria.

Muchas gracias, denserio.

Eva.

Zippo dijo...

Aplausos de pie para Eva.
Excelente cuento, che.Me gusta el estilo ágil, directo con que lo desarrollaste, te salió muy bien. Te felicito.
¡Cuántas sorpresas destapa el Telita, María!es la caja de Pandora de talentos.

rubiaa dijo...

Delicioso de leer.

Muy bien eva!!

YO, la peor de todas dijo...

Guauuuuuuuu!!! Quedè asi estàtica con los deditos puestos en el teclado pensando què responder...
Me gustò muchìsimo. Tiene realismo, suspenso y actualidad.
Bravo Eva

Marìa C, lo que estàs haciendo, difundiendo literatura de otros autores es realmente valiosìsimo...dar la posibilidad a quienes gozan de la escritura es fabuloso.
Felicitaciones

Maria "C" dijo...

YOla, yo también creo que es valioso... sobre todo para mí, que me permite disfrutar de primera mano lo que escriben todos estos queridos ignotos :D

Cuando tengas rato libre andá viendo todo lo que mandó la gente al TELITA, te vas a sorprender!

Y, si tenés ganas, acá te espero, la consigna de los dos TELITAs siguen vigente y en cualquier momento se viene un tercero... bienvenida!!