martes, junio 24

Fuentecitancia

Adhiriendo a la celebración de la Fuentecitancia, el querido Capitán tuvo la amabilidad de elegir palabras mías para citarlas en su blog. Nobleza obliga, yo haré lo propio.

Cito aquí, en primer lugar, la indicación que le dio origen:

"Elegiré un texto que me guste de una fuente que quiera, preferentemente un blog o similar, lo pegaré en mi blog entrecomillado, y citaré la fuente, con un link.La persona elegida deberá, si le diere la gana, hacer lo propio, tomando la precaución de no elegir a quien lo hubiere elegido, y de citar o bien estas reglas, o este post, o al menos una clara explicación del asunto, de modo que el elegido sepa qué cuernos hacer." (por Subjuntivo)

Y finalmente, honro también yo la Fuentecitancia con este texto:

…”Según varios estudios en la materia, gran parte de los adultos que en su infancia crecieron en hogares violentos no repitieron ese modelo con sus hijos y pudieron consolidar familias unidas por lazos de afecto y buen trato. Cabe preguntarse cómo pudieron crear un nuevo modelo. Sus historias tienen un elemento en común: la presencia de un adulto confiable que los cuidó, creyó en ellos, les dio apoyo en situaciones de extrema necesidad, los protegió y les mostró que existe otra forma de amor y cuidado. Tal vez fue de uno de sus padres, quizá su abuelo o, por qué no, su maestro.”
Del libro "Violencia y escuela”. Averbuj, Bozzalla, Marina, Tarantino, Zaritsky (comp.). Editorial Aique. Año 2005. Extraído del magnífico blog La Bonaerense.

2 comentarios:

Ambi dijo...

Che, qué lindo blog, me colgué leyendo. Felicitaciones por la cretividad.

Maria "C" dijo...

Refrescante encontrar gente nueva por acá!

Gracias Ambi, y bienvenida! Ahi me voy a chusmear un poco tu blog :-)