martes, noviembre 13

Pequeña anécdota

Desde mi lugar de trabajo, veo que Francisco ha derramado leche sobre la mesa, y ni siquiera se molestó en limpiarla. Me acerco, señalo la mancha de leche y con voz enojada lo increpo: "¿Qué es esto?!"

Francisco mira atentamente la mancha. Luego, con expresión satisfecha, declara: "Es una letra JOTA!"

Y tenía razón, encima.

2 comentarios:

Vontrier dijo...

Pequeño genio. Si yo tuviera 3 años estaría enamorada de Fran. Sépalo.

La Maria "C" dijo...

(Este es el tipo de comentario que me deja sin saber qué decir. No sé si dar las gracias por la apreciación, mirarla sospechosamente por interesarse indebidamente en mi hijo, o sonreir educadamente y dejarlo pasar porque total todo queda en lo hipotético). En fin, respondamos alegremente con la verdat:
Gracias! Yo tengo 41 y también estoy enamorada de él :-)